domingo, febrero 24

Anécdotas y curiosidades del Oscar

El nombre de “Oscar”, no es más que el apodo que recibe la estatuilla. Hay varias versiones sobre el origen de ese apodo; la más popular es la que cuenta que Margaret Herrick, bibliotecaria de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas en los años 30, al ver la estatua exclamó: “¡se parece a mi tío Oscar!”. Hay otra version: una de las grandes figuras de la época más gloriosa de Hollywood, Bette Davis, siempre aseguraba que ella le dio el nombre, ya que su esposo se llamaba Harmon Oscar Nelson. Al día de hoy, no se sabe a ciencia cierta quién tuvo la autoría de “Oscar”.


Margaret Herrick
Por su apariencia, es común creer que la estatuilla es de oro macizo y no, no lo es. Es de bronce, recubierto de oro de 24 kilates, lo que no le resta el brillo que lo vuelve la estatuilla de alto valor como reconocimiento para los cineastas, actores y demás personal que trabaja en la filmación de un cortometraje y largometraje. El Oscar ha conservado su mismo aspecto durante sus 85 años de historia
La primera entrega de las estatuillas se llevó a cabo el 16 de mayo de 1929, en el Hollywood Roosevelt Hotel. Las primeras ceremonias de los oscares fueron modestas.

La película "Wings" fue la primera en ganar un Oscar a la mejor película y la única muda en conseguirlo. En realidad, no fue el Oscar a la "Mejor película" pues no existía en ese entonces sino hasta en 1930, por lo que la cinta muda obtuvo el Oscar a la "Mejor producción".

En 1953, la televisión llega a la ceremonia de los oscares.

El discurso más largo en la historia del premio Oscar lo dio la "señora Miniver" Greer Garson, en 1943, cuando ganó la estatuilla de "Mejor Actriz" en la película: "Rosa de abolengo"; su discurso de agradecimiento duró seis minutos. A raíz de eso, la Academia que año con año entrega las estatuillas puso última límite de tiempo a los discursos de agradecimiento. Aún así, ha habido quien se ha excedido en el tiempo marcado, como Julia Roberts cuando ganó el Oscar a la mejor actriz por Erin Brockovich alegando que era un momento único

Greer Garson
Ha habido situaciones embarazosas en las ceremonias de la entrega de los oscares, como por ejemplo a la hora de darse a conocer al ganador de una estatuilla. Cuando en 1933, Will Rogers abrió el sobre con el nombre, solamente pronunció: "Para mi amigo Frank". Frank Capra se levantó dispuesto a recoger el Oscar cuando en realidad el premio era para Frank Lloid. En 1943, Humphrey Bogart se dirige a recoger el Oscar como “Mejor actor”, por Casablanca, sin haber escuchado que el ganador no era él sino Paul Lukas.
Humprey Bogart

Las películas más premiadas han sido: El señor de los anillos, Titanic y Ben Hur; con 11 estatuillas.


Los actores más reconocidos con el Oscar son: Katherine Hepburn, con 12 nominaciones y 4 estatuillas; Jack Nicholson, con 12 nominaciones y 3 galardones. Pero también la historia de los Oscares tiene registrado a los olvidados, a los que nunca recibieron el premio en competición como los actores: Cary Grant, Debora Kerr y Greta Garbo, tampoco lo recibieron cineastas como Alfred Hitchcock.

El momento más emocionante ha sido cuando se le entregó el Oscar honorífico a uno de los grandes cómicos: Charles Chaplin, en 1972 y luego de 20 años de exilio en el extranjero. El "vagabundo" recibió la ovación más larga que se ha producido en una ceremonia de los Oscar. Ante semejante demostración de admiración y reconocimiento, Chaplin se quedó sin palabras y únicamente pudo decir: "Las palabras son tan vanas, tan débiles".
Charles Chaplin, con su Oscar honorífico 

Cómo olvidar cuando Roberto Benigni fue saltando de silla en silla hasta el escenario para recoger su premio por "La vida es bella".


Este domingo 24, se llevará a cabo la ceremonia número 85 de la entrega de los Oscares. Y sin lugar a dudas habrá nuevas anécdotas que enriquecirán la historia de las estatuillas de la excelencia en el séptimo arte.



Leave a Reply